Blogia
El viaje de Telémaco

Desde el Sahara

Desde el Sahara

Hola a todos

 

Llevo demasiado tiempo sin escribir. Y han pasado demasiadas cosas desde el último post. No sólo terminó el primer cuatrimestre, con sus clases, las lecturas de los blogs, las lecturas de las autoevaluaciones, las calificaciones, los correos… Además, en estas tres últimas semanas he tenido tiempo de visitar dos países diferentes y tener dos experiencias de formación francamente interesantes. Ahora, de hecho, aún me encuentro en uno de esos países. Escribo esto, esta mañana soleada de viernes, desde un aula del Campamento Saharaoui 9 de Junio, en los territorios libres de la República Sarahoui. Un desértico enclave entre Argelia y Marruecos. Una zona austera, dura pero muy hermosa y única a su manera.

 

Llegué aquí con un compañero de la facultad, Jose Juan, para trabajar con futuros profesores de secundaria. Son profesores de primaria que pronto empezarán a dar clases de secundaria. Llevamos una semana trabajando cuestiones relativas a la Psicología de la Educación, la Psicología del Desarrollo y la Psicología Social. Escribiré más en breve sobre algunas cuestiones que hemos trabajado.  

 

Esta experiencia está resultando muy interesante para mí. Pero es que hace tres semanas, viajé a Guinea Ecuatorial, a la ciudad de Malabo, para dar otro curso, esta vez a profesores de Universidad. En ese caso, me centré más en cómo dar formación basada en competencias, adaptados a estudiantes de universidad. Convivir con los guineanos, explorar las calles de Malabo, sorprenderme ante la belleza de sus bosques tropicales, probar frutos que no había probado nunca. Fue una experiencia muy interesante.

 

Ahora no sólo dispongo de mi experiencia en Guinea, sobre la que también quiero escribir un post, y de la experiencia en el Sahara. También dispongo, y es algo igualmente valioso si no más, del contraste entre ambas experiencias. Qué diferente una cultura de la otra. Es curioso porque en ambas nos podemos expresar en castellano, pero las cosmovisiones, el clima, las relaciones sociales, la situación política y económica, no pueden ser más diferentes.

 

Escribiré más sobre esto con más perspectiva.

 

Estos viajes explican mi retraso a la hora de corregir las autoevaluaciones y sobre todo mi retraso en no contestar y comentar con más detalle muchas de esas autoevaluaciones, que francamente me han encantado. Estoy muy satisfecho con el trabajo de este cuatrimestre, aunque para eso ya escribiré mi autoevaluación, que me lleva rondando ya varias semanas. El curso de primero de Educación Primaria y la asignatura de Psicología del Desarrollo, y el curso del Master de Profesorado de Secundaria y su asignatura de Aprendizaje y Desarrollo de la Personalidad, han sido de lo más sugerentes y estimulantes este curso. Poder además, tener la experiencia de trabajar temas similares en dos contextos tan diferentes como Malabo y el campamento saharaoui 9 de Octubre, a unos kilómetros de Rabuni (y a 3 kilómetros del lugar donde secuestraron a varios cooperantes internacionales hace unos meses), es la mejor manera de finalizar un cuatrimestre tan intenso como éste. Además hubo otras asignaturas en el Master de Docencia Universitaria, sobre las que quiero escribir.

 

Pero esto será a partir del próximo sábado, cuando regrese. Hasta entonces aún me queda bastante por hacer aquí, algo que desde luego quiero aprovechar. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Inma -

Menuda experiencia Alejandro. Espero que hayas disfrutado y aprendido.

Un saludo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres