Blogia
El viaje de Telémaco

Ángel Llorca y una Educación Posible

Ángel Llorca y una Educación Posible

El pasado viernes 4 de Noviembre fui por la tarde al Círculo de Bellas Artes, para asistir al estreno del documental: "Ángel Llorca: el último ensayo". Varios motivos me impulsaron a ello. Primero y principal, una de las personas que presentaba el documental era una compañera de mi departamento, la profesora María del Mar del Pozo, Catedrática de Teoría e Historia de la Educación. Como me gusta organizar eventos, sé cómo se agradece tener entre el público personas conocidas, interesadas por este tipo de actos académicos, más allá de los espacios y tiempos habituales. 

El segundo motivo, consistía en mi curiosidad por conocer algo de esta persona tan importante en la historia de la educación en España, del que poco o nada sabía. En mi formación como psicólogo, no estudié, al contrario que los pedagogos, estudiantes de Magisterio o incluso los psicopedagogos, nada relativo a la historia de la educación, menos aún en España. Así que tenía la ocasión de aprender un poco sobre la Educación previa a la II República, y sobre todo previa a la Guerra Civil y al período que le siguió. 

El tercer motivo, no menos importante, nacía también de una curiosidad. Esta vez centrado en las ganas por ver la parte del documental que se había rodado en mi facultad (la facultad de Documentación), en el aula 4. Tengo muchos recuerdos asociados a dicha aula, situada en el primer piso. Es el aula donde me estrené como profesor en esta Universidad, en la que he impartido muchas clases, sobre todo en 5º de Psicopedagogía. Y en una de las escenas, me gustó mucho encontrarme con caras conocidas tales como a Esther, Paloma, Adelina, Borja, Gloria, David, Patricia, que actuaban como alumnos  en una supuesta clase de Marimar. Salían más alumnos, pero estos son los que recuerdo ahora. 

¿Y qué decir sobre este documental tan recomendable? Lo primero es que uno sale tocado tras verlo. Sorprende lo innovador que resultaba la manera de entender la Educación de Ángel Llorca y su equipo (siempre hay equipos de personas detrás de una personalidad singular, destacando a Justa Freire). Dicha visión innovadora de la educación, desarrollada en los años 20 y 30, consistía sobre todo en entender la educación de una manera muy integradora, vinculando las clases con los entornos naturales de los alumnos siempre que era posible (una manera de llevar a cabo concepciones actuales tales como el aprendizaje situado), atender más al proceso de aprendizaje (que resultara relevante, interesante) que a los productos de dicho aprendizaje, fomentar la creatividad y la autonomía, enfatizar una educación en valores por medio del fomento de la convivencia entre los alumnos, atendiendo especialmente a la responsabilidad y al cuidado de los materiales con los que se trabajaba. Apostar como una educación  inclusiva, que desde luego no concebía la separación entre alumnos y alumnas. Desarrollar una educación dialogada, en cierta manera muy similar a las discusiones socráticas, en los que un concepto se va desarrollando poco a poco, gracias a la conversación grupal sobre el mismo. La introducción de las nuevas tecnologías (del momento), sobre todo el cine y la grabación de vídeos centrados en las excursiones que se realizaban (que después servían también para enseñar), etc.. etc...

Todo esto fue interrumpido drásticamente por la guerra, (aunque siguiera momentáneamente en las colonias escolares, donde se daba cobijo y educaba a huérfanos de la guerra, en un clima de convivencia). 

El final del documental es duro, al exponer las represalias del bando vencedor, con la imposición de una ideología y la exclusión (incluso física mediante los fusilamientos) de muchos profesores que nunca más pudieron volver a ejercer su vocación. Resulta tremendamente bochornoso escuchar los informes de los tribunales que se crearon entonces para evaluar la idoneidad de muchos profesores.

Como decía, salí tocado de la exhibición. No sólo por recordar un final tan abrupto y violento como ése. También por pensar en la ocasión perdida para nuestro sistema educativo, que perdió unos cuantos años para volver otra vez a coger aire, en un proceso que no cesa, claro. Como decía la organizadora del evento, ni siquiera en la actualidad, se llevan a cabo proyectos tan avanzados como el mostrado en el documental. Y es cierto.

Ójala algún día logremos deslindar las ideologías de algo tan complejo y trascendente como es el proceso de educar. Sobre todo ahora que conocemos tanto, con base científicamente demostrable, acerca de qué funciona y qué no. Bueno, puede que sea un pensamiento un poco ingenuo.

Estaría bien que se proyectara en la facultad, habrá que animar a Marimar.

Un saludo

 

Alejandro 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Paloma -

Hola. Salu2 a Carmen2c, a tod@s y, por supuesto, a ti Alejandro.

Apuesto a favor de crear un evento para visionar el documental. Parece ser que me lo he perdido en 2 ocasiones y es que, estoy condenada a no ver como doy en la gran pantalla ;-)

Además, con la que está cayendo en la Educación Pública, no estaría de más recordar que hay otras pedagogías posibles.

Me alegro mucho de saludaros y sigo, como siempre, la trayectoria de este blog. Por eso, me encanta oir que el fenómeno blog sigue vivo y se renueva con nuevos participantes.

Salu2 y 2 abrazos.
Paloma

carmen2c -

Hola Alejandro, qué bien que sigues con el blog además del facebook, donde te veo muy activo ja!
La verdad es que ya se ha proyectado en la facultad, concretamente en abril en el marco de la asignatura que imparte Mª Mar en el Máster en Comunicación y con la presencia del director del corto. También nos gustó mucho y, desde luego, coincido con la idea que dices expresó la organizadora del evento de que, ni siquiera hoy, se llevan a cabo proyectos tan avanzados.
En cualquier caso,supongo que no estaría de más que se volviese a proyectar.
Un fuerte abrazo
Carmen
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres